Diseño de Joana Demestre

El ‘techo de cristal’ que separa a las aptitudes de los logros

Por Fernanda Figueroa. Algunas investigaciones tanto internacionales como locales dan cuenta de que en el terreno de las ciencias, por ejemplo, las mujeres pierden un cuerpo de ventaja frente a sus pares masculinos; menos del 30 % del total son científicas. Y si se distribuyen estas cifras en continentes, se puede resumir que aunque parezca paradójico, en Latinoamérica y el Caribe (países tercermundistas), las mujeres representan un 46 % del total, en contraste con el escaso 15 % de las asiáticas y el 30% de las africanas y de las mujeres del oeste y del centro de Europa.
En países del primer mundo como España, el 60% de los nuevos licenciados son mujeres, pero estas sólo ocupan el 9% de las cátedras universitarias.

Argentina forma parte de los países de América Latina donde las investigadoras representan el 51% del total, junto con Brasil y Venezuela, pero su realidad está lejos de ser tan optimista como las estadísticas, porque la igualdad en la práctica no es tan frecuente. Pocas ocupan puestos importantes en instituciones y en cátedras y no se les tiene la misma consideración al momento de aspirar a subvenciones para la investigación. Si bien en general sus promedios son más altos y son más las que terminan sus carreras universitarias, cuando la mujer entra en el terreno laboral, los reconocimientos decrecen, sobre todo para los puestos donde se toman las decisiones.
El mismo “techo de cristal” marca el límite de su ascenso a puestos jerárquicos en empresas, en política y en instituciones. Pese a que se va expandiendo la opinión sobre las ventajas que tienen las mujeres para liderar en el mundo corporativo actual.

Links de interés: 1 / 2

1 Comentarios:

At 8 de marzo de 2007, 11:16, Blogger t2dcris@gmail.com said...

En un artículo que publicaba ayer en mi blog hablaba sobre el talento. Algunos trozos del artículo, recogen información de este otro del Cinco Días en el que se afirma:

"No deja de ser curioso que sea precisamente el talento femenino el que confluya en la idea de crecimiento. Será porque las mujeres nunca lo han tenido fácil en esto de ser reconocidas por su talento. Pero ha llegado la hora. Es evidente. La hora de aprovechar el talento por encima de géneros, de etnias, de edades, de experiencia. La hora de no traicionarlo nunca más"

No traicionéis el talento (Cinco Días, Juan Carlos Cubeiro)

 

Publicar un comentario

<< Home